Oficina Regional de Cultura para América Latina y el Caribe

Portal de la Cultura de América Latina y el Caribe

Costa Rica - La Puebla de los Pardos

La Puebla de los Pardos fue el primer asentamiento formal,  constituido por negros, mulatos y pardos libres. Los habitantes de la Puebla servían en las milicias de la ciudad de Cartago, en labores domésticas y agrícolas, o en sus respectivos oficios, pero siempre haciéndolo en su condición de personas libres.

Ver más

Desde inicios del Siglo XVII, en las afueras del casco de la ciudad de Cartago, cerca de un lugar llamado “La Gotera” se asentaban poco a poco pardos, mulatos y negros libres. Dice la tradición, que en este poblado, un 2 de agosto de 1635 o de 1638, aparece la imagen de la Virgen de los Ángeles. El inicio de la advocación por la Virgen de los Ángeles, marca también el inicio del primer asentamiento formal conformado por poblaciones afrodescendientes libres en Costa Rica.

El gobernador Fernández de Salinas y de la Cerda llegó a Costa Rica en 1650 y  poco después tomó la decisión de asentar a la población negra, mulata y parda libre dispersa en los alrededores de la entonces capital, Cartago. El mismo gobernador fundó en 1653, la cofradía de la Virgen de los Ángeles, la cual llegó a ser una de las instituciones más ricas del siglo XVIII, propietaria de haciendas y de un importante capital. Tres españoles, tres mestizos y tres mulatos se encargaban anualmente de organizar las festividades del 2 de agosto, que incluían juegos de pólvora, toros, disfraces, faroles, cantos en la calle y fandangos. Durante el siglo XVII, y debido a la ausencia de los mayordomos españoles, los afro-mestizos  asumieron la responsabilidad de la cofradía. El primer mayordomo en 1648 fue Luis Rodríguez, quien era mulato dedicado a la sastrería.

El fruto del cacao cultivado en Matina se utilizó para apoyar a la cofradía de la Virgen de los Ángeles y la construcción de diferentes templos dedicados a la misma. Debido a la importancia de este producto, se tallaron motivos cacaoteros en el altar de la Virgen entre 1777 y 1778. Inclusive después de la independencia se registran entradas en la cuenta de la cofradía producto de la limosna enviada por los cacaoteros de Matina.

La fundación de la Puebla de los Pardos les permitió a sus pobladores obtener tierra. Los pobladores servirían con las armas en la defensa de la ciudad y trabajarían en las haciendas y casas de los vecinos, en la agricultura, en la construcción, o en oficios y servicios, pero siempre haciéndolo como personas libres. A inicios del siglo XVIII la Puebla de Nuestra Señora de los Ángeles tenía 55 casas y una iglesia. En 1798 contaba con 231 casas y seguía habitada por negros, pardos, mulatos libres y mestizos pobres.

La milicia de la Puebla de los Pardos fue convocada en 1662 por el gobernador Andrés Arias Maldonado para participar en la reducción de indígenas en Talamanca. Sin embargo, al no garantizarles el pago por el servicio, los milicianos se dirigieron a la Audiencia General de Guatemala, quienes decretaron que el Gobernador  y Capitán General de la provincia de Costa Rica tenía la obligación de proteger a los milicianos de la Puebla. Poco después, 60 mulatos acompañaron al gobernador hacia Talamanca. 

En 1676 se reitera la garantía de tierras para la población parda, mulata y mestiza; se realiza un trazado de calles y la formación de un cabildo que dependería directamente del gobernador y que tendría tres regidores, un alcalde, un alguacil mayor y uno menor. Este acontecimiento confirma la fundación de La Puebla de los Pardos por la vía institucional.

A pesar del reconocimiento oficial de la Puebla, las autoridades españolas continuaron cometiendo abusos contra la población afrodescendiente, ante lo cual el gobernador Gómez de Lara ratificó  nuevamente el poblamiento en 1680. Asimismo, la audiencia de Guatemala solicitó justicia en 1682 ante gobernador, pues existía la amenaza de poner en servidumbre nuevamente a esta población. En 1688 y a petición del capitán Lucas de Fernández, el gobernador amparó nuevamente a todos los asentados en la Puebla de los Pardos.

La Puebla de los Pardos se encuentra hoy en la ciudad de Cartago, y fue declarada como Sitio de Memoria de la Presencia Afro-descendiente por el Gobierno de Costa Rica en 2014.

Fácil acceso. La Cruz de Caravaca marca el límite noroeste de la Puebla y se encuentra 500 m al norte de la Basílica de la Virgen de los Ángeles.
Ver menos

Otros datos de interés

Costa Rica

Nombre histórico

Puebla de los Pardos o Puebla de Nuestra Señora de los Ángeles

Fecha de fundación

anterior a 1662

Dirección

Barrio Los Angeles, este de la ciudad de Cartago / Barrio Los Angeles, to the east of the city of Cartago

Teléfonos

+506 8520-8033

Enlaces a Redes Sociales

https://www.facebook.com/AsoCultPuebladPardos

Correos electrónicos

profundacionpuebladpardos@yahoo.com

Clasificación

Asentamiento poblacional

Categoría

Otras

Función-testimonio

Sitio religioso-ceremonial Lugar de producción Vivienda

Nivel de acceso

Público

Uso actual

Asentamiento poblacional 

Uso original

Asentamiento poblacional segregado

Tipo de propiedad

Mixta

Publicaciones periódicas

Periódico cultural y educativo que rescata la tradición y valores de la provincia de Cartago.

http://lapuebladelospardos.wixsite.com/lapuebladelospardos

 

Expresiones del patrimonio inmaterial relacionadas

El 2 de agosto de cada año se realiza una peregrinación hacia la Basílica de la Virgen de los Ángeles, desde múltiples sectores de Costa Rica. La virgen es conocida popularmente como “la negrita” y su aparición ocurre en las cercanías del barrio La Gotera, el sitio de asentamiento de los negros, mulatos y pardos libres. Sin embargo, hoy en día en el imaginario colectivo el culto a la Virgen no se asocia con la población afrodescendiente, si no con la población indígena.

Declaratorias

  • Sitio de Memoria de la Presencia Afrodescendiente en Costa Rica 2014-09-14